Inicio

Noticias

19/08/2019 - EL ARROZ, LA OPCIÓN AGRÍCOLA QUE PUEDE DAR EL BATACAZO EN CORRIENTES

Por: Mariela Vaquero - Enviada especial

En Argentina se siembran alrededor de 200.000 hectáreas de arroz de las cuales la mitad se encuentran en Corrientes. Con poco menos de 100.000 hectáreas, el arroz es el cultivo más desarrollado en la provincia pero según especialistas, ese número podría expandirse hasta 1,5 o 2 millones.

“La superficie se encuentra estancada desde hace algunos años. Viene complicada desde hace bastante tiempo por cuestiones de competitividad”, indicó Daniel Kruger, técnico del INTA El Sombrero.

“En 2001 se tocó un piso de 40.000 hectáreas, luego repuntó y alcanzó un pico de más de 104.000 en 2015, a partir de allí se estabilizó pero en 2017/2018 empezó a caer la producción debido, fundamentalmente, a la falta de competitividad y ahora estamos en alrededor de 94.000”, repasó Jorge Fedre, subsecretario de la Producción de Corrientes.

La concentración en la producción también se registra en el cultivo de arroz. Hace cinco años atrás había entre 150 y 160 productores en Corrientes y en la actualidad ese número se redujo a la mitad. “Los márgenes son muy ajustados y a los pequeños y medianos productores les cuesta refichar campaña tras campaña”, dijo Fedre.

“La superficie se estabilizó a nivel provincial pero un gran número de pequeños productores han quedado fuera de juego en estos últimos 10 años y se pasaron a otros cultivos”, explicó el especialista.

“La mayoría de ellos tiene ganas de volver porque es una cuestión cultural muy fuerte pero saben que es muy difícil”, lamentó Kruger.

Es que el arroz requiere de una inversión inicial muy elevada para sistematizar y preparar los suelos, implementar el sistema de riego, realizar los desagües, represas, mantener canales. Según Fedre se necesitan de 700 US$ 1.000 US$ solo para sistematizar el suelo y luego, el costo productivo anual asciende a 1.200 a 1.300 US$/ha.

Actualmente, la mayoría de los establecimientos correntinos tiene en promedio entre 500 y 1.000 hectáreas, “apenas 4 o 5 empresas, grandes pooles, tienen más de 10.000 hectáreas”, detalló el técnico de INTA.

Objetivo competitividad
“A través de mejores procesos, de tecnología y nuevas variedades, los rindes se han mejorado muchísimo pasando de un promedio provincial de 2.000 o 2.500 kilos a 7.000 kilos en 15 a 20 años, pero con un poco de ayuda al productor, podríamos estar logrando 8.500 tranquilamente”, contó Kruger.

Apuntando a mejorar los márgenes, la ACPA junto a el INTA y la Provincia, trabajan juntos en la transferencia de tecnología a pequeños y medianos productores, para que logren incrementar los rendimientos.

“Puertas adentro el arrocero produce bien, hace un muy buen manejo agronómico y está muy tecnificado, el gran problema es tranqueras afuera, cuando tiene que pelear con la logística, con los altos costos de flete, los bajos precios del commodity, la inestabilidad, es muy difícil competir así”, lamentó Kruger.

En vistas a solucionar el problema de competitividad de la producción arrocera, el ingeniero considera que hay que modificar cuestiones de logística que permitan reducir los altos costos de transporte.

En la actualidad, la totalidad de la producción para consumo interno sale vía terrestre así como la destinada al sur de Brasil. En tanto, “el arroz de exportación se embarca en el puerto de Concepción del Uruguay, es decir que los productores tienen 300, 400 kilómetros o más para llegar allí”, señaló Kruger.

Por su parte, desde el Ministerio de Producción de la provincia, con el objetivo de mejorar la competitividad del sector, también vienen trabajando en la electrificación de estaciones de bombeo, el financiamiento a pequeños y medianos productores (6 años consecutivos), la conformación de grupos de pequeños y medianos productores arroceros del tipo CREA o Cambio Rural en conjunto con ACPA e INTA, mejoras impositivas, misiones comerciales y asistencias técnicas/financiera en exportación, actualización de Guía BPA Arrocera y acompañamiento en proceso de certificación. Asimismo, se está llevando adelante la construcción del Puerto Lavalle que permitirá acortar distancias de flete.

De acuerdo a Fedre, sería importante que los agricultores comiencen a trabajar en formas asociativas de producción y comercialización. “También es necesario modificar cuestiones impositivas como el IVA y las retenciones”, agregó.

Hay futuro
Para Kruger, las perspectivas para la producción de arroz, a nivel global, son “muy positivas”. “En el mundo lo ven como un cultivo muy competitivo pero en nuestro país no lo es. No somos competitivos tranqueras afuera: no tenemos apoyo, la logística no está o viene muy atrasada porque ya muchos productores van cayendo, no somos un país subsidiado y tenemos que competir con países vecinos que subsidian su producción. Nosotros tenemos que luchar contra nuestro propio sistema muchas veces, no es fácil”, lamentó Kruger.

“Si las condiciones se dieran, Corrientes tiene al menos 1 millón de hectáreas, sin ningún inconveniente, para expandirse. Y el número potencial puede ir a 1,5 millón”, aseguró Kruger. La provincia no posee suelos de alta aptitud agrícola pero sí tierras disponibles, anegables, que son útiles para el desarrollo del arroz.

Asimismo, Corrientes dispone de agua y energía eléctrica (esencial para el riego) en cantidad más que suficiente para la expansión del cultivo. Si bien la distribución de la energía eléctrica es un problema, actualmente, el 72% de la superficie arrocera se encuentra electrificada.

Las condiciones agroecológicas, agronómicas, tecnológicas y culturales, están. La gran deuda es la competitividad, el objetivo pendiente para que el arroz pueda dar el batacazo en Corrientes.

Para tener en cuenta

Corrientes es la principal provincia productora de arroz del país. “El 80% de la producción se destina a exportación. Los principales destinos son Brasil, Irak y Centroamérica. Representa el 60% de las exportaciones totales de la provincia”, indicó Fedre.

A nivel global, el arroz es considerado un commodity fundamental en cuanto a seguridad alimentaria. En China e India, el consumo per cápita de arroz es de 300 kilos al año. En Argentina, apenas de 8 kilos. La producción nacional debería apuntar a lograr rendimiento y calidad con prácticas sustentables, con el foco puesto en la exportación.

La siembra del arroz en Corrientes se realiza fundamentalmente entre septiembre y octubre. El cultivo se desarrolla en 140 a 150 días aproximadamente y se riega desde que la plántula tiene 20 días de emergida, con 4 o 5 hojas, hasta 10 a 15 días después de la floración. El riego se prolonga durante 2,5 a 3 meses de los 5 a 6 en que se desarrolla el cultivo.


Fuente: Clarín Rural
volver

C&S S.R.L. Entre Rios 729 - P.11 - Rosario, Santa Fe, Argentina
Tel.: 0341 - 5271196 / 97 - E-mail: contacto@cysargentina.com